LPWAN: ¿Qué es, para qué sirve y cómo funciona?

LPWAN: ¿Qué es, para qué sirve y cómo funciona?

Hoy en día, el LPWAN es considerado como uno de los protocolos básicos para la implementación de loT. Sus características permiten el despliegue de la gran mayoría de iniciativas loT actuales.

De ahí, parte la importancia de conocer más sobre este concepto y sus múltiples funcionalidades. Es por eso que a continuación, te damos a conocer más sobre LPWAN, para qué sirve y cómo funciona.

¿Qué es LPWAN?

Low Power Wide Area Networks o también conocido popularmente por sus siglas en inglés LPWAN, son redes de área amplia y baja potencia. Su tecnología de comunicación inalámbrica permite suplir necesidades específicas de los dispositivos máquina a máquina (M2M) y de loT.

A diferencia de las redes móviles tradicionales, las LPWAN operan a un coste menor con mayor eficiencia energética. También admiten una mayor cantidad de dispositivos conectados en un área más grande.

¿Para qué sirve?

Las tecnologías LPWA fortalecen las soluciones loT para empresas, ofreciendo una opción inalámbrica de bajo coste y energía que aprovecha las redes existentes, el alcance global y la sólida seguridad incorporada.

A nivel de seguridad, LPWA ofrece autentificación de dispositivo o suscriptor, autenticación de red, protección de identidad, cifrados estándar avanzado, confidencialidad de mensajes y suministro de claves. Sin dudas, la tecnología Low Power Wide Area hace honor a su nombre permitiendo un consumo bajo de energía y una conectividad inalámbrica de largo alcance.

LPWAN se diferencia de otras tecnologías inalámbricas como WIFI, Bluetooh, 3GPP y Zigbee, y coincide con los requerimientos loT gracias a ciertas características tales como:

  • Alcance geográfico: este sistema ha sido planteado para llevar a cabo el transporte inalámbrico de datos separados por distancia en el rango de kilómetros y no de metros.
  • Cantidad de datos: el principal propósito de LPWAN es regular el transporte no constante de diminutas cantidades de datos transmitidas.
  • Bajo consumo eléctrico: se establece con el uso de dispositivos cuyas baterías llegan a tener una duración de años en lugar de meses o semanas.

¿Cómo funciona?

LPWAN admite transferencias de datos en pequeños paquetes de datos intermitentes que varían en tamaños de 10 a 1000 bytes. En consecuencia, permite una mayor eficiencia y velocidad optimizadas desde 3 Kbps a 375 Kbps.

Gracias a que estas redes operan con mayor eficiencia de potencia y ancho de banda en un área más grande, se requiere de menos infraestructura y hardware. Así, estos aspectos se traducen en una mayor rentabilidad para cualquier estructura.