SIMs: ¿Qué son y para qué sirven?

SIMs: ¿Qué son y para qué sirven?

Definición y concepto de SIM

SIM son las siglas de Subscriber Identity Module, que traducido al español significa Módulo de Identidad del Suscriptor. Es un circuito integrado destinado a almacenar de forma segura el número de identidad del suscriptor móvil internacional (IMSI) y su clave relacionada, de forma que se pueden identificar y autenticar suscriptores de dispositivos como teléfonos móviles y ordenadores. También es posible almacenar información de contacto en muchas tarjetas SIM.

Las tarjetas SIM se pueden utilizar, a parte de en teléfonos móviles, en teléfonos satélites, relojes inteligentes, ordenadores o cámaras.

Estas tarjetas o chips guardan un código de 19 o 20 dígitos único en el mundo llamado ICC ID, (Internacional Circuit Card), con el cual se puede identificar a cada una de estas tarjetas donde quiera que estén.

Las SIM Card han evolucionado con el paso del tiempo, y con esta evolución se han creado tarjetas de diferentes tamaños pasando de ser SIM a Mini SIM, Micro SIM, Nano SIM o eSIM. En cada una de ellas se ha ido reduciendo el tamaño del plástico a su alrededor pero sin reducir el tamaño del chip, excepto en las eSIM, que son tarjetas SIM ya incrustadas dentro del dispositivo.

Ventajas y beneficios de las eSIM

Una de las principales ventajas es la reducción de tamaño, y aunque no parezca un cambio tan importante para un móvil, si lo podría ser si se decide incluirlas en los relojes o bandas inteligentes, donde el espacio es mucho más reducido.

Otra ventaja es que no corremos el riesgo de dañarla, de tener que esperar a que nos envíen una, o tener que ir a un local para solicitar una nueva tarjeta SIM.

También podremos registrar varios números en la misma eSIM, ideal para personas que viajan mucho fuera del país.

SIM AS-14 de Alto Rendimiento

Aunque las eSIM parecen el futuro, han tardado muchísimo en terminar de implementarse, por lo que seguramente nunca lleguen a volverse globales, por eso, en Alai Secure se ha evolucionado con las tarjetas SIMs tradicionales, llevándolas al siguiente nivel. Se trata de las SIM AS-14 de Alto Rendimiento, especialmente utilizadas para las comunicaciones M2M e IoT. Son tarjetas cinco veces más duraderas y resistentes frente a condiciones de uso extremas de temperatura, humedad, vibraciones y golpes. Además, tienen la capacidad de detectar y avisar el fin del ciclo de vida útil de la misma.

Están desarrolladas pensando en las empresas que ofrecen servicios en los que necesitan trasmitir una cantidad elevada de imágenes y vídeos, como, por ejemplo, empresas de seguridad privada.