NODOS: ¿Qué son?

NODOS: ¿Qué son?

Definición y concepto de NODOS

Desde el momento en que te conectas a Internet, suceden un sinfín de procesos que, aunque desconoces, están sucediendo en ese momento, procedimientos que son vitales para el funcionamiento del servicio, y que te permiten conectarte y navegar en la red.

De esta manera las conexiones de un punto a otro se van generando con la ayuda de tecnologías que operan rápidamente y que colaboran con los procesos de respuesta ante las peticiones que se van generando. Y en cada una de estas conexiones, los NODOS son los grandes protagonistas.

Los NODOS son todos aquellos puntos de conexión físicos o virtuales que te permiten crear, enviar y recibir toda aquella información que manejas cuando haces una búsqueda en Internet.

Estos están conformados por los ordenadores, equipos de comunicación, servidores y demás dispositivos que están interconectados entre sí, y que permiten la comunicación entre todos los puntos.

De esta manera un NODO es cualquier equipo o entidad virtual que pueda tener una dirección IP, siendo de esta manera uno de los conceptos más básicos para la informática.

¿Cómo funcionan los NODOS?

Cuando se trata de una conexión a Internet desde tu navegador, en la que se establece un enlace a un servidor web, este se convierte en un NODO que ofrece un servicio, en este caso una página web, el cual se conecta con nosotros gracias a una dirección IP. Igualmente son NODOS aquellos elementos que te permiten realizar la conexión como un router o un switch, por nombrar algunos, incluso tu PC o móvil con el que accedes a la página web, es un NODO dentro de esta conexión.

Los NODOS no son solo equipos físicos, por lo tanto, su funcionamiento no está condicionado al hardware, sino que también, puede ser una aplicación que permita al equipo establecer la conexión. Es decir, los NODOS serán todas aquellas herramientas tanto físicas como virtuales que lleven a los elementos a comunicarse entre sí, considerando al primero como un emisor de la información, el cual cuenta con la capacidad de procesar, y remitirla a los demás NODOS para continuar la trasmisión de información.

Y el segundo actuará como NODO receptor, captando toda la información que el NODO emisor envió, procesando, y distribuyendo a su vez la información a otros puntos, un proceso que se hará consecutivamente, creando infinitas conexiones, o aquellas que puedan ser necesarias.

De esta manera los NODOS cumplirán con la función de orientar el tráfico de red, de enviar y recibir la información, en un sinfín de redes a nivel mundial.

En Alai Secure, operador M2M/IOT en seguridad TELCO, los sistemas han sido ideados para que estén 100% operativos ante cualquier tipo de incidencias o contingencias en alguna de sus sedes, por lo que contamos con doble conexión NODO. Es decir, toda la información referente a enrutamientos, desvíos, locuciones, esperas y números de abonado se equilibran de manera natural entre ambos NODOS con lo que, ante cualquier contingencia, podemos cambiar de NODO inmediatamente sin sufrir ni alteraciones, ni cortes.

Diferentes usos que se le pueden dar al Internet de las cosas

El Internet de las Cosas está revolucionando, poco a poco, nuestro día a día y el de las empresas. Algunos mercados son más prometedores que otros, como energía (43%), logística y transporte (18%), aeronáutica, construcción ferroviaria y naval (15). Además, cabe señalar que IoT está claramente vinculado al aprendizaje automático porque es gracias a la retroalimentación periódica de información (datos personales y profesionales) por la que la Inteligencia Artificial de las máquinas están mejorando.

Sin embargo, no es el único campo en donde se está utilizando este término.

  1. En el sector agrícola:
    El mundo de la agricultura no es inmune a los desarrollos en Internet de las cosas. De hecho, no es raro utilizar tecnologías robóticas o inteligencia artificial para ayudar a los agricultores. Existen, por ejemplo, robots que pueden ayudar a los agricultores a realizar tareas repetitivas como desyerbar, transportar cajas o suministros. Estos últimos están equipados con cámaras para identificar la operación y tomar decisiones. Están conectados mediante una tarjeta SIM multioperador y vinculados a una plataforma. Así, el agricultor puede recibir un SMS cuando el robot se haya quedado sin batería o cuando haya terminado su trabajo. Esta tarjeta SIM también permite el mantenimiento remoto o el mantenimiento preventivo de las máquinas.
  2. En el sector de transporte:
    En este sector, el IoT puede desempeñar un papel tanto de seguridad como de control de la contaminación. Este es principalmente el caso de los equipos de geolocalización de vehículos, las soluciones de conducción ecológica, las terminales de información al pasajero o incluso los videos a bordo de autobuses y tranvías.
  3. En la seguridad personal:
    En el campo de la seguridad de bienes y personas, los objetos conectados son una innovación positiva, como pulseras conectadas destinadas a una persona mayor aislada o con discapacidad, o dispositivos conectadas para ayudar a cualquier persona en una emergencia. Estos están vinculados a tarjetas SIM de múltiples operadores. Con solo presionar un botón, el dispositivo envía, por ejemplo, una señal de alerta a la plataforma telefónica de emergencia. En el mercado también existen alarmas profesionales, residenciales o de construcción, objetos conectados para la protección de trabajadores solitarios, así como videovigilancia. Ejemplo: un detector de infrarrojos perimetral, una cámara térmica anti-intrusión o una cámara de detección de intrusión por infrarrojos.
  4. En el entorno urbano:
    IoT está en todas partes a nuestro alrededor. Esto es particularmente notable en las ciudades que están cada vez más conectadas: transporte y movilidad verde, seguridad y rendimiento energético de los edificios, eliminación automática de residuos, gestión de recursos naturales, sistemas dedicados a la lectura remota de cantidades de datos o incluso mantenimiento predictivo en el contexto de la gestión de recursos naturales. No se puede negar que la Smart City se ha convertido en uno de los grandes retos de nuestra sociedad. Hoy, y más que nunca, las ciudades están preocupadas por los servicios de IoT. Ejemplos: multiplicación de estaciones de carga eléctrica, contenedores de reciclaje, sensores para la gestión energética de edificios, contadores inteligentes o estaciones de recogida y clasificación.
  5. En el sector salud:
    Por el lado de los equipos, hay principalmente objetos conectados para asistencia remota fija y móvil, atención domiciliaria, geolocalización, así como equipos de telesalud o diagnóstico remoto. Ejemplos: un estuche de telemedicina, un desfibrilador conectado o una tablet conectada para personas mayores.